Preguntas y respuestas sobre la hipertensión arterial

Tenemos el placer de presentar una nota con: Nieves Martell Claros, Jefe de Sección de la Unidad de Hipertensión y Factores de Riesgo de Medicina Interna.

  1. ¿Que significa tener Hipertensión arterial y Cuáles son sus síntomas?

La hipertensión se define como cifras elevadas de presión arterial de forma crónica. El umbral que se maneja son presiones iguales o superiores a 140 y/o 90 mmHg. Lo que significa que presiones de 140 de alta y/ o 90 de mínima define al paciente como hipertenso. La hipertensión arterial no da síntomas específicos, por lo que se la ha llamado “el asesino silencioso” .

  1. ¿De qué modo influye el factor genético o la herencia?

La herencia juega un papel, pero los factores ambientales como la obesidad, la sal la mala alimentación, etc son cruciales para el aumento de la presión arterial.

  1. ¿Se dice que el que sufre Hipertensión arterial tiene que comer poca sal. En que medida debemos hacerlo?. El que no es hipertenso tiene que comer también con poca sal?

En la sociedad en la que vivimos se consume mucha más sal de la que el organismo necesita.

En principio es una buena medida que se reduzca el consumo de sal en toda la población, de esta manera se conseguiría reducir la incidencia de hipertensión por encima de un 10% (según datos del Intersalt). Se recomienda reducción de sal en la dieta a menos de 6 gramos/día (nuestras sociedades consumen entre 10-13 gramos/día). Esto reduciría la incidencia de HTA (aparición de nuevos pacientes hipertensos entre un 10-20% (resultados del estudio intersalt).

En el hipertenso la reducción de sal lleva a disminución de la presión arterial de forma que incluso se puede reducir la cantidad de  tratamiento y a veces esta medida puede servir como tratamiento único dándonos la ventaja de no tener que utilizar fármacos.

  1. ¿Existe una relación directa entre la obesidad y la hipertensión?

Una de las relaciones más directas que se encuentran es precisamente entre la hipertensión y  la obesidad, el aumento de peso eleva la presión arterial y la reducción de peso reduce la presión arterial de forma paralela.

  1. ¿Qué pasa con el consumo de tabaco y alcohol en el hipertenso?

El tabaco no influye en la presión arterial, pero es un factor de riesgo muy importante para las complicaciones cardíacas. Cuando el paciente es hipertenso y fumador la posibilidad de un incidente cardiaco se multiplica, no se suma.

El alcohol tiene un comportamiento que depende de la dosis, cuando el paciente bebe entre 1-2 vasos de vino/día o 1-2 cervezas, el riesgo cardiovascular se reduce, pero cuando se aumenta la cantidad de alcohol, comienza a elevarse el riesgo. Por tanto, el consumo de alcohol, si lo hay, debe ser muy moderado y cuando esto sucede el paciente tiene menos riesgo cardiovascular.

  1. ¿De qué modo afecta la hipertensión a la función renal?

El riñón está íntimamente relacionado con la presión arterial. La insuficiencia renal de cualquier grado, es una consecuencia de mantener la presión arterial elevada y sin control. Como decía anteriormente, el deterioro de la función renal en el hipertenso puede llegar a ser requirente de diálisis (La afectación renal la llamamos nefroangioesclerosis)

  1. ¿Qué relación existe entre diabetes e hipertensión?

La diabetes es un factor de riesgo al igual que la hipertensión y sigue la misma regla que lo que he dicho antes para el tabaco: cuando se asocian dos factores de riesgo la posibilidad de un incidente cardiovascular no se suma, sino que se multiplica. Además la peculiaridad de la hipertensión es que afecta a grandes vasos y la diabetes también afecta a los vasos medianos y pequeños, con lo cual la afectación del árbol vascular es total cuando ambas enfermedades se dan juntas. La insuficiencia renal terminal es muy frecuente en el paciente diabético hipertenso, de hecho la asociación de ambas enfermedades es la primera causa de entrada en diálisis.

  1. ¿En qué medida afecta la hipertensión a las mujeres que se embarazan?

La hipertensión en el embarazo es una situación difícil, que afecta tanto a la madre como al niño. Es una causa de muerte perinatal muy importante en todo el mundo. Las complicaciones maternas y fetales pueden llegar incluso a la muerte fetal y la muerta materna.

Es muy importante que la mujer conozca su presión arterial antes del embarazo y cuando se embarace que se tome la tensión arterial de forma rutinaria en todas las revisiones obstétricas. En cuanto se detecte presión arterial elevada se debe proceder a la toma repetida de la presión en la misma visita y confirmar en dos días sucesivos y si se mantiene elevada hay que iniciar tratamiento de inmediato.

  1. ¿Qué relación existe entre menopausia e hipertensión y por que es mas frecuente la hipertensión en las mujeres después de ella?

En la menopausia se producen una serie de cambios como la reducción de estrógenos de forma crónica , el aumento de peso, de resistencia a la insulina, etc, que elevan la presión arterial. Esta es una etapa en la que se aconseja también la medida frecuente de presión arterial para que no se nos pase el diagnóstico.

  1. ¿Cómo se puede prevenir y determinar la enfermedad desde los primeros años de vida, y porque es tan importante?

La prevención primaria es crucial para que no siga aumentando la prevalencia de hipertensión arterial. Una comida sana, variada, con cantidad prudente de sal y no engordar son las piezas fundamentales de la prevención primaria de la hipertensión, pero también de la diabetes, de la hiperlipemia, de la obesidad, etc.

  1. ¿Cuál es el tratamiento, farmacológico o no, para combatir la enfermedad una vez establecida?

En la hipertensión ligera o moderada se debe comenzar con dieta y ejercicio y si no se controla hay que iniciar tratamiento farmacológico, que dependiendo del tipo de hipertensión que tenga el paciente van a ser necesarios uno, dos, tres o más fármacos para combatir la hipertensión, dependiendo de la severidad.

 

Nieves Martell Claros
Jefe de Sección
Unidad de Hipertensión y Factores de Riesgo
Medicina Interna.

Foto utilizada en la portada de esta nota: by Aki Tolentino on Unsplash