Dolor de pecho y síndrome coronario agudo en la mujer

Desde que las estadísticas mostraron la cruda realidad que significaba la enfermedad coronaria en la mujer, hemos tomado conciencia y hemos revisado cómo y por qué los médicos no reconocíamos o pasábamos por alto síntomas que las mujeres nos contaban.

Tanto es así que hemos tenido que aprender nuevas presentaciones de enfermedad coronaria, “nuevos síndromes “, que son ampliamente más frecuentes en la mujer.

Una nueva presentación de la enfermedad, ya no el clásico trombo o coágulo por ruptura de una placa de colesterol (ateroma) sino un Universo nuevo.

Es importante tener conocimiento cómo paciente, de cómo estas entidades pueden presentarse y reconocerlas.

Es más frecuente en la mujer que el dolor se manifieste como un calambre (parestesia) en un brazo o en el hombro. Dolor en la boca del estómago acompañado de náuseas, sudoración, palidez y ganas de vomitar.

La falta de aire y la agitación exagerada o sobre dimensionada para el esfuerzo realizado también podría estar anunciando enfermedad coronaria. Así también como la más clásica de las presentaciones (más común en el hombre) con un dolor que oprime el pecho y sube “ahorcando” el cuello y apretando en la mandíbula.

Si usted reconoce estos síntomas concurra sin demora a la consulta.

Desde que las estadísticas mostraron la cruda realidad que significaba la enfermedad coronaria en la mujer, hemos tomado conciencia y hemos revisado cómo y porque los médicos no reconocíamos o pasábamos por alto síntomas que las mujeres nos contaban.

Tanto es así que hemos tenido que aprender nuevas presentaciones de enfermedad coronaria, “nuevos síndromes “, que son ampliamente más frecuentes en la mujer.

Una nueva presentación de la enfermedad, ya no el clásico trombo o coágulo por ruptura de una placa de colesterol (ateroma) sino un Universo nuevo.

Es importante tener conocimiento cómo paciente, de cómo estas entidades pueden presentarse y reconocerlas.

Es más frecuente en la mujer que el dolor se manifieste como un calambre (parestesia) en un brazo o en el hombro. Dolor en la boca del estómago acompañado de náuseas, sudoración, palidez y ganas de vomitar.

La falta de aire y la agitación exagerada o sobre dimensionada para el esfuerzo realizado también podría estar anunciando enfermedad coronaria. Así también como la más clásica de las presentaciones (más común en el hombre) con un dolor que oprime el pecho y sube “ahorcando” el cuello y apretando en la mandíbula.

Si usted reconoce estos síntomas concurra sin demora a la consulta.

Dr. Kohan Andrés Sebastián.