CONSEJOS PARA PACIENTES CON DIABETES TIPO 2

La diabetes tipo 2 es la forma más común de diabetes. El problema se produce porque el cuerpo no produce suficiente cantidad de insulina o no puede usar esa insulina de la manera correcta. Esto es conocido como insulina resistencia.

La insulina es una hormona que produce el páncreas, sirve para transportar la glucosa, ayudándola a que entre en los tejidos y estos puedan usarla como fuente de energía. Sin insulina, la glucosa se acumula en la sangre y se convierte en nociva para la salud.

Al principio el páncreas produce mayores cantidades de insulina porque percibe que la glucosa no llega a dónde debería. Con el tiempo este “trabajo incrementado” agota al órgano y empieza a producir menos insulina, empeorando la situación.

Es fundamental detectar el problema lo antes posible, ya que evitaremos complicaciones en otros órganos. Por eso es importante controlar periódicamente los niveles de glucosa en sangre.

La enfermedad no da síntomas al principio, y es en ese momento cuando más oportunidades tenemos de evitar complicaciones o incluso evitar que desarrollemos diabetes actuando en el momento de

“pre-diabetes”. Si nuestro médico nos diagnostica con Diabetes Tipo 2, en líneas generales recordar:         

 

Beber mucha agua (entre 6 y 8 vasos por día). Es importante mantener el cuerpo hidratado para ayudar a controlar la enfermedad. Sobre todo, si está tomando medicamentos como Invokanna. Ya que va a aumentar el número de micciones. En ese caso también es importante cuidar mucho la higiene personal para evitar infecciones genitales.

Si al bañarse nota en la zona genital enrojecimiento o picazón consulte con su médico, no es algo grave, pero es importante actuar de inmediato para solucionarlo.

¡Muévase! Haga ejercicio al menos 30 minutos por día. Está comprobado que ayuda a disminuir los niveles de azúcar en sangre, puede optar por caminar, correr o andar en bicicleta.

Trate de llevar siempre caramelos en el bolsillo, para usarlos en caso de hipoglucemia. Esto puede ocurrir si hacemos ejercicio muy intenso.

Sea lo más ordenado que pueda con sus comidas. Ni los excesos ni los ayunos favorecen el control del azúcar en sangre. Coma al menos tres porciones de verduras y legumbres al día como parte de sus comidas principales, es muy importante incluir alimentos ricos en fibras como frutas, frutos secos y cereales. No olvide controlar su peso, el sobrepeso y la obesidad hacen que la enfermedad empeore.

Las visitas al oftalmólogo no deben obviarse. Por lo menos una vez al año tiene asistir para evitar problemas relacionados a la visión.

La vestimenta es otro tema a tener en cuenta, hay algunos detalles que pueden favorecer enormemente en el cuidado diario. Usar calzado cómodo, con medias sin costura en lo posible de algodón y color blanco. Ya que ayuda a detectar lastimaduras, los pacientes con diabetes no suelen sentir dolor de lastimaduras pequeñas.

Tampoco olvide tomar sus medicamentos porque estos ayudan a controlar los niveles de glucosa en sangre y previene las tan temidas complicaciones.

La diabetes es una enfermedad crónica que puede controlarse, trabajando en forma conjunta con médicos y paciente es el mejor método.

Hable mucho del tema con su médico de cabecera y aprenda sobre su enfermedad.

 

Dra. Paula Perez Terns
MN 80717